¿Será de plástico la ropa del 2019?

¿Será de plástico la ropa del 2019?

¿Será de plástico la ropa del 2019?

Durante el 2018 han surgido diversas alternativas para la lucha contra la contaminación por plásticos. Desde las medidas adoptadas por la Unión Europea para la eliminación de los productos elaborados con plástico de un solo uso, hasta el cobro de las bolsas de plástico, esta última ha sido una de las estrategias que más afecta directamente a la sociedad.

No obstante no se queda solo en estas medidas para reducir la contaminación, el mayor compromiso social de la población también ha fomentado que grandes compañías de ropa y empresas del sector apuesten por sellos, modelos de fabricación y tejidos reciclados.

Gran parte de la ropa está fabricada especialmente de poliéster y plástico. De esta forma muchos objetos pueden tener una segunda vida y ser útiles de nuevo. Según Marina López, directora de la Asociación de Moda Sostenible en España, ‘’La moda no puede ser ajena a la sostenibilidad, a través de la ropa, es posible concienciar a un público amplio’’.

Gracias a la innovación la moda da un salto dentro de mundo de la sostenibilidad, ya que nos ofrece la posibilidad de desarrollar nuevos tejidos a partir de material reciclado, como por ejemplo el que se obtiene de las botellas que se tiran al contenedor amarillo. La directora de comunicación corporativa de Ecoembes recalca que éste es el camino que marcará el futuro de esta industria.

Empresas y proyectos sostenibles

La empresa ECOLAF, una de las mayores exponentes en este reto, se unió hace unos años a esta tendencia y se ha convertido en todo un referente en el mundo de la moda sostenible. Su fundador Javier Goyeneche apunta que ‘’El objetivo era fabricar la primera generación de productos de moda realizados con materiales reciclados de la misma calidad, diseño y propiedades técnicas que los mejores productos no reciclados. Demostrando que no es necesario seguir abusando de los recursos naturales de una forma indiscriminada’’.

La última propuesta de la marca ha sido la fabricación de un calzado hecho solo con tejido reciclado de botellas de plástico recuperadas del mar y que genera cero en el proceso de fabricación.

No podíamos esperar menos con el gigante textil Inditex, el cual ha creado una línea de ropa sostenible bajo el sello de JOIN LIFE. Una propuesta que marca el compromiso de la compañía con el respeto por el medio ambiente en sus marcas como Zara y Oysho. De esta forma la compañía identifica los productos seleccionados realizados con materias primas más sostenibles y reducir el impacto medioambiental.

Estas nuevas propuestas y proyectos han generado un nuevo nicho de mercado del cual nacen nuevas marcas. El caso de Everlane , marca americana, es un claro ejemplo. La marca ha apostado por diseñar con un compromiso medioambiental y transparente en sus procesos de producción.

De esta nueva tendencia ha nacido un nuevo término el Upcycling, bajo él se aglutinan todos los procesos de aprovechamiento de materiales reciclados para diseñar y fabricar productos y objetos que aporten valor mediante el reciclaje de sus componentes.

En este sentido, la moda no puede ser ajena a la sostenibilidad, hay que concienciar a un público cada vez más amplio y  con propuestas de este tipo están más comprometidos con el bien social.