Reciclado de plástico y fabricación de granzas de plástico

Reciclado de plástico y fabricación de granzas de plástico

Reciclado de plástico y fabricación de granzas de plástico

¿Nuestra misión? El reciclado de plástico

En Green Global Polymers, el reciclado de los residuos plásticos es una de las actividades más importantes  que desarrollan en su planta de reciclaje de Ribarroja (Valencia).  Mediante la optimización de los procesos de reciclado, se reciclan al año aproximadamente más de 12 mil toneladas de plástico. El objetivo es realizar estos procesos siempre con el menor impacto ambiental y la mayor garantía  posible en reciclado de plástico.

Aunque en las plantas de reciclado llegan y se tratan plásticos como el ABS, el Polipropileno o el Polietileno, en Green Global trabajamos con un reciclado y fabricación de un 90% en plástico proveniente del poliestireno.

¿Cómo funciona el proceso de reciclado?

Todo el plástico que se recicla en Green Global Polymers es post-industrial, es decir, es plástico que se emplea en la fabricación y comercialización de otros  productos que no han sido consumidos para su fin.

En cuanto a los termoplásticos, siendo uno de los plásticos que más recibimos en Green Global, se lleva a cabo el siguiente proceso de reciclado en nuestra planta de reciclaje:

  • Recepción de Residuos Plásticos no peligrosos: normalmente cuando se reciben plásticos al ser de rechazo industrial vienen en balas, big bags o contenedores.
  • Selección y descontaminación mecánica: se seleccionan y separan los materiales con una separación automática de aquellos que pueden interferir en la calidad del proceso como etiquetas, materiales metálicos, etc…
  • Triturado: las piezas de plástico se desgarran y trituran a través de un juego de cuchillas giratorio, con lo que se consigue reducir el tamaño y conseguir que la granulometría sea homogénea.
  • Lavado y separación: una vez está el plástico triturado se introduce en unas bañeras industriales, donde mediante unas aspas se va impregnando el plástico y separando el papel e impurezas que puedan tener.
  • Secado, fundido y extrusión: una vez el plástico triturado está lavado y secado pasa a grandes silos donde se mezcla de forma automática para conseguir un material homogéneo que queda preparado para ser extrusionado. Cuando pasa al proceso de extrusión, los polímeros se funden y crean una masa uniforme que se filtra por un sistema de tamices que permiten la retención de impurezas que pueden quedar.
  • Granceado y empaquetado: una vez se tiene en plástico extrusionado, los monofilamentos pasan por unas cuchillas giratorias que los cortan, de ahí es de donde se obtiene la granza que se enfría cuando entra en contacto con el agua.
  • Certificación y empaquetado: toda la producción pasa por un control y certificación en el laboratorio del departamento de calidad, estos se encargan de analizar la densidad o la fluidez, asegurándose de la homogeneidad de los productos. Cuando ya está analizado se almacena en big-bags preparados para su venta y usos industriales.

El plástico es uno de los materiales más útiles, ya que aporta mucho valor a diferentes industrias como la alimentaria, cosmética o automoción. Se caracteriza por ser un elemento resistente, flexible y económico.

Como bien hemos mencionado anteriormente, la mayoría de nuestros plásticos provienen del poliestireno, aunque también tratamos plásticos como el ABS, el Polipropileno o Polietileno. Para ello, las principales fuentes de producto post-industrial son de sectores como la automoción o alimentación, donde se pueden obtener un plástico reciclado de calidad y que mantenga las mismas homogeneidad en sus características técnicas.

En Green Global Polymers sabemos y conocemos los desafíos a los que hacemos frente, los problemas medioambientales que afectan al planeta como el cambio climático o el agotamiento de los recursos. Por eso nuestra labor se basa en darle una segunda vida a toneladas de plástico y evitar que acaben perjudicando el planeta en  el que vivimos.