Patrimonio Natural de Mr. Trazo

Patrimonio Natural de Mr. Trazo

‘’Patrimonio Natural de Mr. Trazo’’ así titula el artista su mural situado en uno de los muros públicos en el barrio de Pozo de las Nieves de Cuenca,  que desde hace años el vecindario ha reclamado la intervención pictórica del muro. El artista no ha elegido por casualidad la ubicación, ya que ha aprovechado un contexto con mucha notoriedad con la localización de la pared, situada tras una hilera de contenedores de residuos.

El mural ha sido acogido por parte de los vecinos y desean su ampliación hasta completar el resto del espacio. La obra lleva un mensaje consigo: meditar sobre el uso desmesurado de plásticos y reivindicar una consciencia colectiva que por partida doble reclama la supresión del plástico donde sea innecesario o se pueda sustituir con facilidad. Para entender mejor la temática  es recomendable leer el siguiente texto de Greenpeace, publicado en su dossier de prensa Plásticos en los océanos:

El plástico se ha metido por completo en nuestra vida diaria. En apenas unas décadas se ha convertido en un material esencial en todo tipo de objetos y materiales, tanto por sus características como por su bajo precio. Nuestro día a día está repleto de objetos elaborados con plásticos, por ejemplo: los envases de productos, los ingredientes de cosméticos, en el textil de la ropa y en innumerables utensilios y objetos.

Alrededor de unos 8 millones de toneladas de plásticos perecen en los mares y océanos cada año, mayoritariamente en forma de microplásticos ( fragmentos inferiores a 5mm ). Estas desmesuradas cantidades se deben al aumento de residuos plásticos, y de su producción, que ha incrementado de forma dramática. Principalmente se debe a la mala gestión de los residuos o de su abandono, llegando a formar el 60-80% de la basura marina. Realmente constituye un problema global que cada vez aumenta más rápido, se estima actualmente que hay de unos 5 a 50 billones de fragmentos de plásticos.

El 80% de residuos marinos provienen de tierra, mientras que el 20% restante de la actividad marítima. De esta forma, los plásticos terminan en vías fluviales y océanos mediante los sistemas de drenaje de aguas en zonas urbanas, por el agua que circula por los vertederos, por los vertidos accidentales de los barcos o mediante afluentes de las estaciones depuradoras.

Existen cinco zonas de alta concentración de residuos plásticos conocidas como ‘’islas’’ o ‘’sopas’’: una en el Índico, dos en el Atlántico ( Norte y Sur ) y dos en el Pacífico ( Norte y Sur . Zonas especialmente elevadas de microplásticos.

También existen zonas elevadas de macroplásticos, sobre todo las áreas litorales como en regiones con alta población costera acompañadas de sistemas de gestión de residuos inadecuados, pesquerías intensivas o turismo elevado.

La degradación del plásticos varía según el tipo y las condiciones ambientales a la que se expone. En cuanto a los océanos, la luz solar emite radiación UV, principal agente degradado de plástico. También interviene la acción del oleaje acelerando el proceso, donde los fragmentos más grandes se rompen en trozos más pequeños.

Como consecuencia de los impactos que provocan las piezas de plástico en la vida marina se ha puesto un foco especial en los problemas provenientes de los microplásticos. Estos tipos de plásticos tienen un fuerte impacto, sobre todo en las especies más pequeñas que son la base de la red trófica marina.

Los microplásticos son un verdadero peligro para todas las especies marinas, desde el plancton hasta los crustáceos y peces, ya que pueden incorporar químicos y liberarlos quedando así en los tejidos de las especies marinas. Sin embargo no solo son un peligro para la fauna marina, sino que pueden llegar a ser pasados a lo largo de la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos.

En cuanto a este último punto Naciones Unidas apunta que aún queda mucho por investigar dado que existen muchas lagunas de conocimiento sobre las implicaciones para la salud humana.