Lanjarón comprometidos por la economía circular y la preservación de la naturaleza

lanjaron

lanjaron

Lanjarón siguiendo con su compromiso por la sostenibilidad y el medio ambiente, apuesta por una botella de plástico completamente reciclada. Con ello consigue dar un paso más para lograr ser una marca 100% circular para el año 2025.

Con más de 200 años de historia, Lanjarón es una marca que se sustenta principalmente por una característica que la define la sostenibilidad, convirtiendo  el respeto por el medio ambiente como una de sus razones de ser. Una marca que sigue una filosofía arraigada por el compromiso del futuro del planeta, siendo así que desde hace años la marca ha adoptado una serie de acciones y medidas en esa dirección, por el cuidado de la tierra.

El corazón de Sierra Nevada, que representa la marca, ya demuestra el compromiso real de Lanjarón. Desde esta perspectiva podemos contemplar como Lanjarón se ha tomado seriamente la lucha por la conservación y protección de la naturaleza.

En el año 1982, Lanjarón paso a ser la primera empresa en cambiar el PVC de sus botellas por el plástico, un material 100% reciclable (PET). Después de unos años, en 2011 lanzó su primer envase con un 20% de plástico de origen vegetal y cuatro años después incorporó en toda su gama al menos un 15% de plástico reciclado (RPET). A día de hoy, Lanjarón cuenta con una media de un 23% de plástico reciclado en su gama de productos.

De esta forma, podemos ver como Lanjarón apuesta por la circularidad como una solución real donde la base consiste en dar una segunda vida  a los recursos para conseguir que vuelvan a introducirse dentro de una cadena de valor.

¿Cuál es el objetivo de Lanjarón? Esencialmente ser una marca 100% circular para el año 2025 ya que se estima que para ese año todos sus envases serán 100% de plástico reciclado. Por ahora, en 2018 presentó su primera botella compuesta por un 100% de plástico reciclado.

Además, para asegurar que cumple con su ciclo circular la botella adquiere un color transparente con el objetivo de reducir lo máximo posible el impacto ambiental.

Lanjarón, comprometida con el ecosistema

La marca de agua, en estos últimos años, ha impulsado diversas iniciativas encaminadas a proteger los espacios naturales para que el agua siga manteniendo su pureza natural. Para el año 2009, Lanjarón se adhirió al proyecto Monte del Siglo XXI que busca dar a conocer y potenciar la función esencial de los Parques Naturales y Nacionales en relación con el medio ambiente.

De esta forma, se desarrollaron diversas acciones con la finalidad de mejorar el entorno después del incendio que se produjo en Sierra Nevada hace apenas unos años y para sensibilizar a la población.

Por otra parte, Lanjarón también ha impulsado diversas actividades para luchar contra el lanzamiento indiscriminado de basura a la naturaleza, que se le conoce como Littering. Por ejemplo, la campaña Cleanfluencer donde alrededor de 1.700 voluntarios participaron en la recogida de aproximadamente dos toneladas de residuos en ocho playas de Andalucía.

Siguiendo esta acción, la marca ha suscrito un convenio de colaboración anual junto con la Fundación Ecoalf con el objetivo de que la basura no llegue al mar. Uno de los ejemplos con más éxito fue la recogida en la Albufera de Valencia en el año 2017, ya que los residuos flotantes posteriormente se reutilizaron para la fabricación de fibra textil.

Además, Lanjarón es partícipe del proyecto Reconecta, el cual busca ideas innovadoras que impulsen iniciativas para crear ciudades más sostenibles y ayuden a preservar la naturaleza y el entorno.