La clave para que un envase sea 100% reciclable es el ecodiseño

la clave para que un envase sea reciclable es el ecodiseño

la clave para que un envase sea reciclable es el ecodiseño

El año pasado los españoles llegamos a reciclar 1,4 millones de toneladas de latas y de envases de plástico, cartón y papel. De esta forma, evitamos la emisión de 1,6 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además de conseguir una mayor concienciación, también pone su granito de arena el desarrollo de nuevos materiales sostenibles y diseños ya que permiten reducir el volumen de las botellas y frascos, favoreciendo así su reciclaje. También se le conoce como ecodiseño, que viene a ser todas aquellas acciones orientadas a la mejora ambiental del producto en todas las etapas de su ciclo de vida, desde su diseño hasta su tratamiento como residuo.

La coordinadora de la organización ambiental sin ánimo de lucro, Cristina Muñoz, coordina el reciclaje de envases en España y afirma que ‘’en Ecoembes llevamos desde 1999 ayudando a todas las empresas que ponen envases en el mercado a hacerlos más sostenibles y reducir su impacto ambiental. Bien sea a través de medidas como la reducción de peso o la materia prima usada para hacerlos más fácilmente reciclables’’.

Envases más ligeros

Entre sus medidas cabe destacar una de las más populares que ha sido la reducción del volumen de los envases. Comparando con el año 2000 con 2016, las botellas de agua envasadas de litro y medio han reducido su grosor un 18%, eso quiere decir que ha pasado de los 31,8 gramos iniciales a los 25,9 gramos. Las latas de refresco de aluminio se han reducido en un 18% (lo que supone un cambio de 15,8 gramos a 13) y las de acero un 11% (de 29 a 25,9 gramos).

Sin dejar de lado a los envases de vidrio y cartón, estos cada vez son más ligeros. Las botellas de aceite de vidrio suponen un 10% menos de grosor, pasando de los 526,7 gramos a los 474. Por otro lado, las cajas de detergente se han reducido en un 16%, pasando de los 231,8 a los 195,2 gramos.

Dirigido a las empresas, Ecoembes ofrece una guía de actuaciones que se pueden llevar a cabo además del aligeramiento de los envases. Por ejemplo, cambiar el diseño de las botellas o reestructurar  el contenido interior del producto.

Envases recargables

Esta opción consiste en realizar envases recargables que suponen una rebaja del precio para el consumidor. Ecoembes, señala que la clave está en la investigación y el desarrollo, dos aspectos base en los proyectos llevados a cabo en el centro de innovación en economía circular de la empresa.

The Circular Lab, centro de innovación en economía circular, convierte a España en un referente en temas de ecodiseño y sostenibilidad. Actualmente tienen tres vías de trabajo en ecodiseño. La primera consiste en el rediseño de los envases para que sean más reciclables y la investigación sobre nuevos materiales. La segunda vía es la creación de herramientas que ayuden a medir la sostenibilidad de los recipientes. Por último, la tercera sería la dedicada a la segunda vida de los productos procedentes de material reciclado.

Además, en The Circular Lab han desarrollado nuevos materiales como un nuevo tipo de plástico biobasado, el cual se obtiene a partir de residuos vegetales en lugar de petróleo. Este bioplástico procedo de frutas y verduras en descomposición procedentes de mercados municipales que por su condición ya no pueden sacarse a la venta. Además los productos que se generen a partir de este material son compostables y servirán como abono para cultivos, por tanto serán 100% reciclables.