La bombilla celebra su exitosa economía circular

La bombilla celebra su exitosa economía circular

La bombilla celebra su exitosa economía circular

200 millones de bombillas han sido recicladas en España por la Asociación para el Reciclaje de Residuos de Iluminación. Ambilamp, es uno de los organismos que se dedica a recuperar bombillas y aprovechar su material para nuevos usos.

Tras un año intenso Ambilamp ha logrado reciclar 200 millones de bombillas, y lo ha celebrado en un acto que se ha llevado a cabo en el CaixaForum en Madrid, y en el cual  han participado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y el presidente y director general de Ambilamp, Benito Rodríguez y Juan Carlos Enrique.

Tras este éxito y logro, la Asociación para el Reciclaje de Residuos de Iluminación recalcó durante el evento que para 20130 el objetivo es llegar a los 500 millones de bombillas recicladas.  Unos datos que aseguran conseguir, ya que cada vez más personas están involucradas en la lucha contra la contaminación y participan más en procesos de reciclaje.

Ambilamp es una asociación sin ánimo de lucro que data sus inicios en el 2005. Su objetivo principal y obligación es cumplir con la obligación legal dictada por la UE, la cual exige que los productores se encarguen de el tratamiento medio ambiental y la recogida de sus productos  una vez ya no sirvan y su vida útil haya finalizado.

Llevar a cabo gestiones de residuos como la que gestiona Ambilamp con las bombillas supone una de las piezas clave para llegar a un modelo económico más sostenible. Poniendo su caso como ejemplo, las 200 bombillas que se han logrado reciclar equivalen, en peso, a 27.000 toneladas, lo que viene a ser equivalente a 120 Estatuas de la Libertad. Algo fascinante y asombroso.

Gracias a esta gestión de reciclaje de residuos de bombillas y luminarias ha evitado, a lo largo de los últimos 14 años, 42.000 toneladas de emisión de dióxido de carbono. Gracias a esto ha sido posible la retirada de dos toneladas de mercurio. Además se ha llevado a cabo un anuncio publicitario con el objetivo de concienciar al consumidor sobre el reciclaje, bajo el título ‘’Aquí se recicla’’.

En España, actualmente, existen 35.000 puntos de recogida de bombillas de Ambilamp. Además dependiendo del producto se necesita un contenedor específico, por eso la asociación tiene hasta 100.000 contenedores específicos que cumplen unas funciones en particular.

Cada contenedor cuenta con unos mecanismos anti rotura y de un sistema de trazabilidad con el que se controla los residuos considerados como peligrosos.

Año tras año el porcentaje de recogida ha ido incrementando acorde con los objetivos fijados por la UE y en base a la magnitud del mercado. Según datos de Ambilamp, se ha logrado recuperar un 87% del material luminario reciclado en España para redirigirlo hacia otras actividades y nuevos productos. En números viene a ser un total de 23.000 toneladas que han sido reutilizadas por cementeras, industrias del vidrio y cerámica, fundiciones y acerías o recicladores de plásticos.

 ¿Qué es la economía circular?

España quiere converger con los objetivos de la Unión Europea por eso está dibujando una estrategia de economía circular. La economía circular es una vía de solución hacia uno de los problemas que más presencia marca en nuestro día a día y que surge por : producir, usa y tirar, es ahí es donde está nuestro error.

La economía circular da un giro de 360 grados al modelo actual de producción y gestión de recursos, bienes y servicios, el cual busca potenciar un consumo a corto plazo. Este modelo está llevando al planeta a una situación totalmente insostenible, ya que desvía el ciclo de vida de la naturaleza y frena a largo plazo el desarrollo sostenible.

Por tanto,  la economía circular se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción de los elementos, minimizando la producción al mínimo indispensable y potenciar la reutilización de los elementos que no pueden volver por sus propiedades al medio ambiente.

La economía circular apuesta por utilizar materiales biodegradables que sirven para la fabricación de bienes de consumo. Este tipo de materiales pueden volver a la naturaleza sin  causar ningún tipo de daño medioambiental cuando se le acaba su vida útil.

Si no se puede utilizar en ciertos casos materiales eco-friendly se buscará facilitar un desacople sencillo que permita darle una nueva vida, gracias a esto se podrá reincorporar al ciclo de producción y componer una nueva pieza. Y en casos extremos si no es posible, se reciclará de una forma respetuosa hacia el medio ambiente.

En el evento, en honor a Ambilamp, se ha dado importancia a los sistemas de gestión integrada y en la necesidad que surge de involucrar a todos, sobre todo ciudadanos, en el reto de cambiar las formas de consumo y pasar a una economía circular. El objetivo es alcanzar un estado donde haya cada vez menos desechos y más reciclaje.