El reciclaje de plásticos: el proceso del triturado

La humanidad se enfrenta a uno de los retos actuales: el de la gestión de los recursos y las materias primas. La sociedad moderna se caracteriza por un consumo masivo de productos que posteriormente son desechados y no reutilizados, lo que acarrea una contaminación del entorno y un agotamiento progresivo de los recursos del planeta.

Para combatir estos hechos, estos últimos años se están desarrollando plantas de reciclaje. Estas plantas pueden reciclar: papel, cartón, vidrio o plástico. El plástico es un material muy presente en todos los bienes que rodean nuestro entorno: botellas, papelería, envases o mobiliario. Al tratarse de un material tan cotidiano, el plástico requiere un tratamiento especial para no desperdiciarlo y aprovecharlo de cara a su reutilización antes de condenarlo a desuso.

En la ciudad de Valencia se hace mucho esfuerzo por incentivar el reciclaje. La gran mayoría de barrios tienen en sus calles unos característicos contenedores amarillos, donde los ciudadanos pueden depositar sus plásticos. Estos plásticos van a parar a plantas de reciclaje que cumplen la función de procesar esos plásticos desechados para que puedan ser reutilizados para fabricar nuevos objetos.

Dentro del proceso de reciclaje de plástico, existe una etapa denominada “Triturado”. De manera general, el triturado es la transformación de los plásticos en diminutos pedazos. El objetivo de este proceso es la estandarización del material para que después sea manipulado de una manera más sencilla.

Esta fase del reciclado se realiza gracias a una trituradora. A través de una serie de cuchillas se logra triturar el plástico para convertirlo en minúsculos trozos.  Sólo los granos más pequeños consiguen atravesar una rejilla para un posterior lavado, secado, homogeneización y por último, almacenamiento del material obtenido.

La existencia del proceso del triturado se basa en las características del mismo plástico. Se debe de tener en cuenta de que cada elemento que ha sido depositado en el contenedor amarillo presenta unos atributos distintos: densidad, tamaño, peso, volumen. Debido a la existencia de una gran diversidad de productos diferentes, resulta necesario transformarlos para que puedan ser reutilizados. El triturado cumple la función de homogeneizar el plástico, cualquiera que sea su dimensión para poder efectuar el proceso de reciclaje.

En Valencia, cada vez más la sociedad está concienciada de la importancia del reciclaje. Por eso, hay un uso responsable del plástico. La ciudadanía entiende que un buen empleo del plástico genera beneficios tanto ecológicos, cómo sociales y económicos. En términos ecológicos, la ciudad está más limpia. Además, se crea un nuevo sector donde hay empresas que organizan, procesan o compran plástico reciclado, lo que desemboca a producir nuevos puestos de trabajo que ayudan a que nuestra economía y sociedad prospere.

En Green Global Polymers recuperamos ese plástico triturado porque sabemos que puede tener muchas vidas. Si tienes dudas, puedes contactarnos a través del siguiente número de teléfono: 961 487 924 / 654 784 181 o a través de greenglobalpolymers@gmail.com.