El proceso de reciclaje de envases paso a paso

Proceso de recilaje de envases paso a paso

Proceso de recilaje de envases paso a paso

El reciclaje, a día de hoy, sigue siendo uno de los principales retos de la sociedad española. Aunque se hayan producido bastantes avances en cuanto al reciclaje estos últimos años, España aún sigue estando en el debe sobre este tema. Un tema que a pesar de preocupar y no dejar tranquilas a muchas conciencias aún está por ser abordado al 100%.

España, en porcentajes, recicla un 76% de los residuos de envases que genera, cuando la media en la Unión Europea está en un 55%. Sin embargo este dato es engañosa, aunque los resultados de reciclaje de residuos depositados en contenedores amarillos y azul son positivos, hay que reconocer que distan mucho de la realidad que se aprecia en otro tipo de residuos urbanos.

En Madrid se sitúa la planta de Colmenar Viejo, la cual se encarga del tratamiento de los envases que van al contenedor amarillo. Un total de 20 personas aportan sus esfuerzos trabajando en la planta, y al año recibe un total de 12.500 toneladas de residuos. En este tipo de instalaciones llegan todos los residuos que se depositan en los contenedores amarillos.

¿Cómo es el proceso de reciclaje de envases?

El proceso es muy sencillo, una vez acceden los camiones a las instalaciones los materiales se separan en balas, estos bloques consisten en  grandes agrupaciones compactas de unos 200 kilos aproximadamente cada uno y una vez están separadas se envían a diferentes recicladores.

El proceso de reciclaje dura una semana en total, este proceso empieza pesando el contenido que transportan los camiones donde cada uno puede alcanzar una capacidad de hasta 3.000 kilos, de esta forma se evitar que se queden residuos por el camino y que no pasen por el proceso de reciclado. El primer objetivo del proceso es que no se produzcan pérdidas, por eso es tan importante este punto muchas veces se debe de seleccionar de forma manual los residuos para evitar que se cuelen otros tipos de materiales de los que deben separarse.

Pasos del proceso de reciclaje de envases

El procedimiento es corto, pero se debe tener en cuenta que en una planta como la de Madrid se reciben residuos plásticos de 72 municipios en total. Gracias al incremento sobre la concienciación entre la sociedad, el trabajo en las plantas de reciclaje ha aumentado y eso es un punto muy a favor para el medio ambiente, para los trabajadores y para la creación de empleo en este sector.

La primera zona que se encuentra en las instalaciones es la llamada «playa de descarga», en esta zona se deposita el conjunto de residuos después de que hayan pasado por una báscula para ser pesados. En estas zonas trabajan unas excavadoras cuya función es retirar todo lo que no sea envase por dos razones: por cuestiones medioambientales y para evitar que la máquina a la que van posteriormente se bloquee, estos procesos se les llama «limpieza del residuo«.

Después de este proceso viene la separación, es muy importante llevar a cabo este proceso porque cada plástico tiene un  tratamiento diferente. A través de un alimentador se realiza este proceso, donde unas cintas transportan y hacen circular todos los elementos. Al final de estas cintas se colocan unos contenedores, donde entra en juego el trabajo humano.

En la parte final del proceso entre la fase «triaje manual». En ella, los trabajadores eliminan los elementos más pequeños que provienen de otros materiales y no son detectados por la maquinaria. Una vez los materiales cumplen esta última etapa, son separados de nuevo pero por tamaño. Gracias a este proceso se depuran por completo los residuos, en él se limpian los restos orgánicos para que posteriormente sean trasladados a un vertedero.

También se separan los objetos de gran tamaño,  y se recuperan a través de un proceso que se efectúa con una máquina con forma de lavadora gigante.  En este proceso se utiliza un imán para separar las latas, por eso al final del proceso las presas quedan diferenciadas dependiendo de los materiales (plásticos, multiproducto, aluminio y hierro).

Conclusión del proceso de reciclaje de envases

Todo el proceso de reciclaje persigue un objetivo esencial, la de «dar una segunda vida» a los residuos. Gracias al avance que se ha producido en la sociedad mediante la concienciación del problema, el reciclaje es muy positivo.