Descubre en que consiste la economía circular

Descubre en que consiste la economía circular

En la actualidad, conceptos relacionados con la óptima gestión de los recursos están en boga de todo el mundo, debido a problemas como el cambio climático, el aumento progresivo de la población o la Responsabilidad Social Corporativa.

A grandes rasgos, implantar un modelo basado en la economía circular en una empresa significa que se busca mejorar la eficiencia de los recursos productivos que utiliza la organización.

El lema «Una Europa que utilice eficazmente los recursos» es una de las iniciativas que conforman el plan “Europa 2020”, el cual pretende conseguir que exista un crecimiento inteligente y sostenible.

Esta iniciativa, si entramos en detalle, lo que pretende es crear un marco político en el que se apoye el cambio a una economía más eficiente en el consumo de recursos y, en consecuencia, con unas menores emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Habiendo introducido esta necesidad de buscar una economía que no despilfarre tantos recursos, podemos decir que la economía circular es un modelo productivo en el que la empresa busca reutilizar la mayor cantidad de recursos posibles (agua, energía, etc.), reduciendo así al mínimo la cantidad de residuos generados.

Elementos de la economía circular

Podemos distinguir tres aspectos, fuertemente correlacionados, en el modelo productivo de la economía circular: económicos, sociales y ambientales que son coincidentes con la triple bottom line de la Responsabilidad Social Corporativa (son conceptos muy similares). La esfera económica se refiere a que la empresa obtiene una reducción de costes al mejorar la eficiencia de los recursos que utiliza, la social explica que la economía circular es generadora de empleo, ya que la gestión de  los residuos en España genera miles de puestos de trabajo y, por último, la esfera medioambiental es la más evidente de las tres ya que el modelo de la economía circular está diseñado para reducir el impacto que supone la acumulación de residuos en los ecosistemas de nuestro planeta.

En la economía circular, los actores que deben participar para poder cumplirse no son solo las empresas privadas que buscan alcanzar unos resultados económicos, sociales y medioambientales sino también los organismos públicos que se encargan del desarrollo sostenible del territorio y la sociedad, que debe preguntarse sobre cuales son sus necesidades reales.

Beneficios de la economía circular

En primer lugar, apostar por la economía circular debería ayudar a disminuir el uso de recursos como es evidente, así como para limitar el consumo de energía. Además de estos beneficios ambientales, esta actividad generará puestos de trabajo y riqueza en la población y puede ser una buena ventaja competitiva para las empresas dentro de un mercado globalizado como el actual. Por tanto, en la Unión Europea se debe seguir un enfoque productivo que se desmarque de la tradicional economía lineal, en la que se extraen los materiales de la tierra para fabricar los productos, usarlos y posteriormente eliminarlos, y apueste por una circular, donde los residuos y los subproductos generados al final del ciclo de vida de productos ya usados, entran de nuevo en el ciclo de producción como materias primas secundarias.

Desde Green Global Polymers esperamos que, por el bien de nuestro planeta y en la lucha contra el cambio climático, este modelo se implemente cada vez más en las empresas.