Costa de Marfil transforma botellas de plástico en colegios

Costa de Marfil transforma botellas de plástico en colegios

Costa de Marfil transforma botellas de plástico en colegios

Unicef junto con una empresa social colombiana lleva a cabo un proyecto para construir 528 clases con ladrillos hechos de plástico reciclado. Debido a uno de los problemas que radica en Costa de Marfil donde sobran residuos plásticos y faltan colegios se ha llevado a cabo dicha iniciativa.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), junto con Conceptos Plásticos, empresa social colombiana, ha logrado construir clases con plásticos reciclados, algo que para la población de Costa de Marfil era impensable.

Actualmente hay nueve en marcha y se planea construir al menos otras 519, las cuales acogerán 25.000 estudiantes. En cada aula habrá un máximo de 50 estudiantes, un número menor del que actualmente existe y ronda entre los 90 o 100 estudiantes por aula.

La necesidad de infraestructuras educativas en Costa de Marfil es apremiante, además las antiguas clases estaban hechas con materiales provisionales que fueron destruidos por fuertes vientos. En total, según Unicef, hacen falta unas 15.000 clases, eso permitirá a muchos niños estudiar en aulas donde estarán más espaciosos ya que no tendrán que compartir el espacio entre 100 estudiantes.

Acabar con el problema global con su reutilización

¿Por qué plástico? Actualmente la contaminación por plástico deriva a un problema global, además genera grandes riesgos para el medioambiente y la salud. Este problema incrementa si en el país donde se reside existen muchas desigualdades y carencias.

La ONU indica que la gestión inadecuada de los desechos provoca el 60% de los casos de diversas enfermedades como la malaria, diarrea y neumonía en los niños, las cuales destacan por estar entre las principales causas de mortalidad infantil y donde los plásticos contribuyen a su propagación ya que obstruyen alcantarillas y proporciona lugares de cría para mosquitos y plagas.

Por ello Unicef inicia este proyecto ya que gracias a la tecnología que existe se permite producir ladrillos de plástico reciclado de gran calidad y con ello se aborda los problemas mencionados. En Abiyán se ha puesto en marcha la futura fábrica de ladrillos de plástico reciclado, hasta ahora las primeras clases se han construido con ladrillos exportados de Colombia. Se prevé que la nueva planta a finales de año empezará a funcionar y recuperará unas 9.600 toneladas de residuos anualmente.

Otro propósito que se quiere lograr con este proyecto es convertir la contaminación plástica en una oportunidad y sacar a las mujeres de la pobreza, dejando también un mundo mejor para los niños. Uno de los puntos fuertes es que estos ladrillos se ensamblan a la perfección, son duraderos, de bajo coste, aislantes del calor y retardan el fuego.

Tras el éxito se planea extender la iniciativa a otros países de África occidental y central. Va Gracias a este proyecto los niños que nunca pensaron que habría un lugar para ellos en la escuela podrán aprender y prosperar en un aula nueva y limpia.